O Sensei según Nobuyoshi Tamura, primera parte.

Tamura en Hawaii Nobuyoshi Tamura en el panfleto de promoción de la demostración en 1961 en el McKinley High School en Honolulu,Hawaii

Dentro de nuestra serie de entrevistas con figuras relevantes del Aikido, nos gustaría traeros un interesante testimonio de Tamura Sensei, que tanto ha influido en el Aikido europeo, traducida del japonés en el blog de Aikido Sangenkai. Una aportación interesante para conocer mejor la relación de los estudiantes del Hombu Dojo con el Fundador después de la guerra, y los primeros pasos del Aikikai en Europa.

Un perfil del Fundador del Aikido según Nobuyoshi Tamura, primera parte.

Nobuyoshi Tamura habla de Morihei Ueshiba O-Sensei.

Nacido en 1933, Nobuyoshi Tamura entró en el Aikikai Hombu Dojo como uchideshi en 1953. Se le ve con frecuencia realizando ukemi en las películas de la posguerra para el Fundador Morihei Ueshiba. En 1961 acompañó al Fundador a Hawai como su Otomo (asistente) para la inauguración del Honolulu Aiki Dojo. En 1964 llegó a Francia, donde sería fundamental en el crecimiento del Aikido en toda Francia y Europa. Falleció en julio de 2010, poco después de aceptar una invitación para asistir a la celebración del 50 aniversario de la visita de O-Sensei a Hawaii, que se celebró en febrero de 2011.

P: Tamura Sensei, ¿en qué año nació usted?

R: Nací en el año 8 de Showa (1933) en Osaka. Sin embargo, a causa de la guerra, durante mi época como estudiante de la escuela primaria fui evacuado a la casa de la familia de mi madre en la prefectura de Mie. Después de la guerra fui a Tokio y entré en la residencia de estudiantes de Yukikazu Sakurazawa, que era famoso por su tratamiento dietético.

P: ¿Estabas estudiando Macrobiótica (el método Sakurazawa de terapia dietética)?

R: Desde el principio mis padres seguían una dieta de arroz integral, así que había alguna relación. Yo también había leído algunos libros sobre el tema y había desarrollado cierto interés. Mi posterior viaje a Europa también fue influenciado por la declaración de Sakurazawa Sensei “Más jóvenes deben ir a conocer países extranjeros”.

P: ¿Qué edad tenía cuando se fue a Tokio?

R: Era estudiante de primer año en la escuela secundaria. Me quedé con Sakurazawa Sensei durante un año, y luego me invitaron a trabajar en Hokkaido. Sin embargo, después de sólo un mes ya no tenía trabajo, así que pasé algún tiempo deambulando por Sapporo y trabajando en el mercado negro. En ese momento mis padres presentaron una denuncia de persona desaparecida y me llevaron de vuelta a casa.

P: ¿Eh? ¿De verdad se escapó de casa?

R: Mi padre había fallecido y tuve un poco de libertad, por lo me fui de Tokio (risas). Entonces, volví a casa por un tiempo, pero pronto me dije que tenía que estudiar para los exámenes de ingreso a la universidad y regresé a Tokio.

tamura y ueshiba

Tamura y Ueshiba en una demostración en Hawaii en 1961

P: ¿Hasta ese momento tuviste alguna experiencia en Budo?

R: En realidad no. Mi padre iba a Busen (武 道 専 門 学校 – Escuela Vocacional de Budo), en la que era instructor de Kendo, pero se fue a la guerra, cuando yo tenía cinco años de edad y después de su regreso tuvo complicaciones de un resfriado y murió de tuberculosis.

P: Así que, ¿por qué el Aikido?

R: Sakurazawa Sensei había publicado un libro en Francia llamado “Judo”, y me habló un poco de O-Sensei. Además, en ese momento Seigo Yamaguchi Sensei había sido desmovilizado, y vino a reunirse con su hermano mayor, que estaba en Sakurazawa Juku. Venía con su uniforme naval, con una gorra militar y botas largas, se veía muy apuesto. Cuando éramos niños los uniformes navales o de la fuerza aérea provocaban una gran impresión en nosotros (risas). En ese momento se requerían tres recomendaciones para entrar en Hombu Dojo, y Yamaguchi Sensei se convirtió en una de ellas para mí.

P: Así que, felizmente, fuieste capaz de entrar en el Hombu Dojo.

R: No, y hablando de entrar, aunque yo quería ir al Dojo no tenía dinero. Así que al principio me enseñaron los miembros de la Macrobiótica que estaban estudiando Aikido. Hubo un momento en aquella época en la que me acerqué a un médico que estaba estudiando Macrobiótica y le pedí que me aceptase como sirviente a cambio de alojamiento y comida. Tuve la oportunidad de hacerlo porque estaba en ese período de mi vida, pero cuando ahora pienso en hacer estas cosas me pongo a sudar frío (risas). De esta manera, trabajaba en un restaurante durante el día y por fin pude asistir al Hombu Dojo, pero sólo pagué la cuota mensual una vez. En ese momento en el Hombu Dojo el Ni Dai Doshu Kisshomaru Sensei era el Dojo cho, pero nunca dijo nada al respecto. Yo nunca pagué por los grados. En ese momento O Sensei iba y venía entre Iwama y Tokio, y yo los uchideshi actuábamos como Otomo (asistentes).

P: Después de entrar en el Hombu Dojo, ¿te convertiste en Uchi Deshi?

R: Hablando de eso, Yamaguchi Sensei estaba viviendo en un apartamento que había alquilado cerca del Dojo, pero tenía la intención de volver a su ciudad natal durante un mes para casarse y me pidió que cuidase el apartamento durante su ausencia. También dijo que me podía comer el arroz que tenía en una lata de 18 litros (一 斗 缶), por lo que aproveché esta oportunidad caída del cielo. Al final, Yamaguchi Sensei trajo a su mujer con él. Así que no tenía lugar a dónde ir y ni idea de qué hacer. Creo que Yamaguchi Sensei también estaba secretamente preocupado por tener a esa persona desconsiderada viviendo con él, junto con su nueva esposa, en una habitación de ocho tatami. Así que Yamaguchi Sensei me dijo, “Tamura-kun, ¿qué te parece convertirte en uchideshi en el Hombu Dojo?”. Cuando le pregunté, “¿Eh? ¿Cuánto dinero me costaría?”, Respondió:”No necesitas preocuparte por el dinero, voy a pedírselo a Waka Sensei (Kisshomaru NiDai Doshu) por ti”. Así que cogí mi futón y me dirigí al Hombu Dojo.

P: ¿Cuántos uchideshi había en el Hombu Dojo en ese momento?

R: Justo en ese momento no había nadie más que fuese uchideshi. Sin embargo, una familia que se había quedado sin casa por el bombardeo durante la guerra estaba viviendo en el borde lateral del Dojo. También vivió en una habitación del Dojo durante un tiempo la familia de Okumura (Shigenobu) Sensei. En ese momento no estaba aún gente como Yasuo Kobayashi, Masamichi Noro, Katsuaki Asai, Yoshimitsu Yamada, Kazuo Chiba, Seiichi Sugano, Mitsunari Kanai, Yutaka Kurita, Mitsugi Saotome, entre otros que ahora son instructores en lugares por todo el mundo. Nocquet (André Nocquet) también llegó en esta época.

R: ¿Cuáles fueron sus primeras impresiones del encuentro con el Fundador?

Si usted está hablando de impresiones, yo había visto algunas fotografías, así que ya tenía la sensación de que era un artista marcial increíble. Se dejaba caer en la práctica de la mañana, mostraba algunas técnicas, y luego al instante se escapaba fuera del dojo. Si le daba por ahí daba una conferencia durante un rato, pero dado que eramos todos muy jóvenes la mayoría de nosotros acababa pensando: “¿Cuando se va para poder iniciar la práctica?”. (sobre el contenido de las conferencias) Acerca de los dioses – Izanagi, Izanami y así sucesivamente. Sakurazashiki (Macrobiótica) tenía la misma forma de pensar, así que pensé que tal vez estaba diciendo algo sobre In y Yo, pero eso fue realmente todo lo que yo entendí.

P: ¿En ese momento tuviste la oportunidad de ser uke en las demostraciones del Fundador?

R: No. En ese momento Waka Sensei y Yamaguchi Sensei eran los uke exclusivamente. Las únicas personas que instruían Aikido eran O Sensei y Waka Sensei. Por esa razón sólo esas dos personas eran “maestros de Aikido”. Al principio en el Hombu Dojo sólo había entrenamiento por la mañana y por las tardes. En una noche de viento antes de convertirme en un simple uchideshi nadie más asistió a clase, así que Waka Sensei me preguntó: “Tamura-kun, ¿qué debemos hacer?”, Le dije, “Sensei, ¿qué hay de Café-En (una cafetería que estaba cerca del Dojo en ese momento)?”, así que me llevó allí y me compró un poco de café. Incluso cuando los tiempos económicos eran difíciles Kisshomaru Doshu siempre nos cuidaba a los jóvenes como a sus propios hijos.

 

 

¿Dudas, aclaraciones, reprimendas?. Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: