Inflación de danes en los primeros tiempos del Aikido

Un crecimiento acelerado del Aikido en la posguerra.

Designación de danes en el Aikido Shimbun

El que los primeros tiempos del Aikido, en la posguerra en Japón, no fueron fáciles y hubo que perseverar  y superar muchas dificultades es algo de lo que ya os hemos hablado con anterioridad. Para sortear estos obstáculos, el primer Hombu Dojo empleó la promoción acelerada de sus estudiantes para conseguir  un buen número de danes sobre el que cimentar su expansión, como nos explica Stan Pranin en un interesante artículo sobre la inflación de grados, del cuál os traemos hoy la tradución al castellano.

Inflación de danes en los primeros tiempos del Aikido

El otro día me encontré con un interesante artículo en la edición 33 del “Aikido Shimbun”, publicado en marzo de 1962. El Aikikai Hombu Dojo comenzó a publicar este boletín de cuatro páginas en 1959. Ha sido publicado de manera continuada hasta hoy en día, ¡una envidiable publicación con más de 52 años! Lo que me llamó la atención fue el anuncio de una lista de promociones de danes otorgados el 15 de enero del mismo año durante la celebración anual del Kagami Biraki. Una serie de nombres famosos se mencionan en esa lista, algunos de ellos estudiantes de preguerra de Morihei Ueshiba, mientras que otros comenzaron a entrenar después de la Segunda Guerra Mundial. He seleccionado algunos nombres de personas  que acabaron siendo importantes,  y he agregado el año de su inicio en el Aikido a modo de referencia.

8º dan
Rinjiro Shirata (1933)
Hajime Iwata (1930)
Takaaki (Shigemi) Yonekawa (1932)

7º dan
Morihiro Saito (1946: 16 años a séptimo dan)

6º dan
Zenzaburo Akazawa (1933)
Shoji Nishio (1951: 11 años para sexto dan)
Nobuyoshi Tamura (1953: 9 años para sexto dan)

5º dan
Hiroshi Kato (1954: 8 años para quinto dan)
Hiroshi Isoyama (1949: 13 años para quinto dan)

4º dan
Yoshio Kuroiwa (c 1954:. 8 años para cuarto dan)

3º dan
Masatake Fujita (1956: 5 años para tercer dan)
Koretoshi Maruyama (1959: 3 años para tercer dan)
Katsuaki Asai (1955: 7 años para tercer dan)

Si nos fijamos en el número de años de entrenamiento que aparecen en el rango indicado, se encuentran ciertos casos en los que el progreso en las promociones de danes fue muy rápido. Por ejemplo, tres años para tercer dan, o nueve años para sexto dan (como en dos de los casos citados), que se considerarían una aberración para los estándares actuales.

Este tipo de avance rápido, o “inflación de danes,” si se prefiere, era algo común en la década de 1950 y 60. Las razones tienen que ver con el hecho de que el Aikido era un arte marcial nuevo, y relativamente desconocido para el público en general. Uno de los medios más eficaces de promover el Aikido eran las demostraciones públicas. Cuando el Aikido estaba siendo exhibido por llamados “expertos”, parecería extraño tener personas de bajo rango representando el arte. Pero como el Aikido era nuevo, todavía no eran muchos los profesionales con grados altos.

Además, en el caso del Aikikai Hombu Dojo, existía una especie de rivalidad con la rápida expansión del Yoshinkan Aikido establecido por Gozo Shioda. En los primeros años posteriores a la guerra, la escuela Yoshikan era más activa que el Aikikai, casi inactivo, que aún tenía familias refugiadas que vivían en el Hombu Dojo. Dado que la diferencia entre el Aikikai y el Yoshikan no era tan clara como la de hoy en día, los representantes de ambas escuelas a veces participaban en la misma exhibición. El Yoshikan avanzaba rápidamente con sus maestros y estudiantes sobresalientes, y el Aikikai hizo lo mismo para no ser menos.

Mi propio maestro, Morihiro Saito, me dijo en más de una ocasión que se saltó dos escalones en su avance al noveno dan. Hubo una serie de otros profesores destacados que hicieron lo mismo. El “Aikido Shimbun” es un buen documento original para rastrear esta progresión temprana a través de las graduaciones de instructores bien conocidos.

Cuando el Aikido se consolidó, en términos generales, las normas se hicieron más estrictas, y hoy en día no es raro que lleve tres o más años llegar a primer dan, y varios años más para cada dan a partir de entonces.

Si se piensa bien, los primeros instructores que fueron enviados al extranjero para difundir el Aikido eran, hablando comparativamente, aún novatos en la materia. Muchos de ellos, sin embargo, hicieron un rápido progreso, debido a las difíciles condiciones y desafíos que enfrentaban en la creación de dojos y organizaciones en el extranjero. Es posible que hayan sido promovidos rápidamente desde el principio, pero su reputación como expertos en el Aikido se construyó a través de largos períodos de trabajo duro y extenuantes pruebas de su valía.

¿Dudas, aclaraciones, reprimendas?. Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: