Artes marciales internas, integración de mente y cuerpo y desarrollo personal.

La pespectiva de la unificación mente-cuerpo.

La espiritualidad en las artes marciales orientales en general, y en el Aikido en particular, es quizás uno de los aspectos que menos entendemos en Occidente. Seguramente, influenciados por el contexto cultural judeocristiano, entendemos mal las enseñanzas que nos llegan. El hecho de que estas además estén expresadas en un lenguaje con una fuerte carga cultural no ayuda, sino que contribuye a oscurecer el porqué y cómo un arte marcial puede ser una práctica “espiritual”.

No es el momento ahora de tratar todos estos temas. Simplemente, queremos introducir un tema importante. En la espiritualidad oriental, y en las artes marciales de China y Japón por extensión, un aspecto esencial de la práctica espiritual es la unificación de cuerpo y mente. Para arrojar un poco más de luz sobre este asunto, el siguiente artículo, publicado en el blog Cranzy Daoist, nos ofrece una introducción breve pero certera a lo que supone esta práctica de unificación. Y aunque se refiere al Neigong, el cultivo interno de la energía en las artes marciales chinas, creemos que es plenamente aplicable al resto de artes internas, como el Aikido.

Una breve visión de las artes marciales internas y el Neigong.

Este es un extracto de una entrada que redacté para drunkenboxing.redjademartialarts.com forum. Se me pidió que redactase algo más sobre el Neigong.

Veamos si puedo poner en pocas palabras esta idea: “Entre el Cielo y la Tierra está el Qi y sus leyes; entre el Yin y el Yan está el Qi y sus leyes”.

“Los seres humanos son generados por el proceso del cielo y la tierra mezclando su qi. Por lo tanto, estamos hechos de qi y nunca podemos estar sin él. Al igual que los peces están envueltos por agua y sin cesar mueven sus aletas para nadar en ella, los seres humanos están envueltos por el universo y mueven sin cesar sus fosas nasales para respirar en él. Los seres humanos, por lo tanto, siempre tienen que confiar en este Qi que  todo lo abarca y todo transforma. De ahí el antiguo dicho: “Come, y el cuerpo físico será satisfecho. Muévete, y todos los procesos de transformación estarán en armonía “.

Extraído del Huai-nan-zi 120 a.C.

Lo que este texto señala aquí es que el Qi es la interacción de los potenciales constructivos (Yin) y las fuerzas configurativas (Yang). En la medicina [suponemos que china, N. del T.] cuando discutimos el Qi es siempre el de alguna relación específica de Yin y Yang. Nunca es “energía”, es una relación específica. Así que si tenemos en cuenta el cultivo interior, Qigong y Neigong ¿cuál es la relación específica o relaciones que estamos tratando de cultivar?

Es importante señalar en este punto que Yin y Yang no son estados, como estados de la materia (sólido, líquido, gas o plasma), sino que son marcos de referencia que se pueden mover, retorcer o invertir, encoger o ampliar. Es por esto que cuando consideramos el Qi también deberíamos preguntar “¿Qi de qué?” En este punto, el marco más amplio para la comprensión del propio Qi es el propio complejo mente-cuerpo.

Unificando mente y cuerpo

Las artes marciales internas se basan en el cultivo de la unificación de mente y cuerpo.

Así que en términos generales, Neigong es el cultivo de la relación entre la mente y el cuerpo. Al describirlo de esta manera apuntamos directamente al problema: definir la mente y el cuerpo como si fueran dos cosas distintas en lugar de dos extremos de un espectro. ¿Dónde se encuentran? Esta es una pregunta seria, y en términos de artes marciales una pregunta muy seria. Si se puede comenzar a experimentar la integración de la mente allí donde se conecta con el tejido corporal, se comienza a llegar al punto que el Neigong [el entrenamiento interno] trata de abordar.

Si se puede comenzar a experimentar la integración de la mente allí donde se conecta con el tejido corporal, se comienza a llegar al punto que el Neigong [el entrenamiento interno] trata de abordar.
Cualquier bala disparada por un bobo puede ser fuerte y rápida, y con esto me refiero a los deportes marciales mixtos y sus atletas. Grandes atletas, pero sin mucho de arte marcial. En tres años  cualquier persona puede entrenar para maximizar su potencial físico, en lugar de uno integrado. Las grietas de ese sistema se pueden ver a medida que envejecen, y no tardan mucho. La mayoría de ellos se vuelven más lentos con bastante rapidez a medida que suman años. Consiguen más experiencia y esto les lleva a ser capaz de aplicar sus métodos dentro de su ámbito. Sin embargo, muy a menudo simplemente se reduce al golpe de suerte, o a la aptitud cardiovascular, o al primero en conseguir ejecutar un truco. Esto está en marcado contraste con las artes de matar que se basan en técnicas poderosas y precisas, con luxaciones explosivas que deben ocurrir dentro de un latido del corazón o dos desde el primer contacto. Esta última habilidad requiere mucho más entrenamiento de cada persona.

¿Qué significa entender la propia arquitectura emocional? Así como reparamos las estructuras físicas, debemos prestar tanta atención a nuestras estructuras cognitivas. ¿Se puede realmente ser generosos con los recursos del alma más que con la cartera? ¿Se puede ser verdaderamente honesto con uno mismo y sus acciones? ¿Te esfuerzas en ganar pequeñas discusiones? ¿Mientes para ganar pequeños beneficio? ¿Escuchas o simplemente esperas para hablar? ¿Entrenas o simplemente realizas los movimientos? ¿Qué aspecto de tu calidad como ser humano se puede mejorar?

La debilidad del espíritu se traduce en desequilibrios físicos y fisiológicos. Lo que hay de malo en tu arte

La debilidad del espíritu se traduce en desequilibrios físicos y fisiológicos. Lo que hay de malo en tu arte marcial está absolutamente relacionado con lo que está en tu cabeza.
marcial está absolutamente relacionado con lo que está en tu cabeza. Armonizar tu corazón-espíritu es reparar tu cuerpo y viceversa. Sin embargo, armonizar la mente repara el cuerpo de manera mucho más obvia que la reparación del cuerpo equilibra la mente. Esto se debe a que la mente puede desequilibrarse en sí misma con una velocidad y potencia que el tejido corporal no tiene. Esta es la verdadera diferencia entre el entrenamiento interno y externo. Si no vas a abordar los temas de tu carácter entonces estás (en el mejor de los casos) entrenando mecanismos “internos” sin desarrollar verdadero poder interno.

Es por esto que digo que la principal característica de Neigong es la honestidad. Honestidad radical, brutal y pura. No te dejes intimidar por la tarea, aunque sea un camino duro y escarpado, ya que el resultado es la vida de un ser humano verdadero.

Como conclusión a este texto nos gustaría añadir que unificar mente y cuerpo es, por tanto, uno de los objetivos fundamentales de una práctica marcial honesta, si queremos convertir esta en un camino de autoperfeccionamiento. En posteriores entradas seguiremos tratando este tema, enlazándolo con más textos de interés sobre artes marciales, Aikido, y espiritualidad.

4 comentarios en Artes marciales internas, integración de mente y cuerpo y desarrollo personal.

  1. Hola. Muy buen artículo sobre el Aikido. Y todos artes marciales que relacionan la mente y el cuerpo. Os recomiendo que paséis por esta página web deportiva. http://www.sportcentral.com/ Un saludo. 🙂

  2. me dedico a la investigación científica y sufro de mucho stress y dolores de cabeza, puede ayudarme el aikido a mejorar?

    • NO creo, salvo si haces mucho ejercicio con la práctica, eso es siempre bueno para el stress. Lo mejor que puedes hacer es trabajar menos y disfrutar más de la vida.

    • Hay estilos de aikido o, mejor dicho, escuelas de aikido, en las que puedes aliviar el estrés a base de una práctica intensa. En cualquier caso esta liberación es un subproducto de la práctica honesta y no un fin en sí mismo. Un saludo y cuídate!

¿Dudas, aclaraciones, reprimendas?. Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: